FRANCISCO

UN MONOLOGO DRAMATICO

Sus palabras eran simples, pero tocaban el corazón y la cabeza encendiéndolos. Amaba el fuego y nunca quería apagarlo, ni apagar las velas. Su lado derecho, como  atravesando por una lanza, estaba cubierto por una cicatriz roja de la que muchas veces manaba sangre. Murió desnudo, acostado en la tierra, cantando. Trajo al mundo una nueva primavera. Un poema de nueve partes en boca de Francisco de Asís y un puñado de notas con traducciones y comentarios mínimos son el camino que elige Alejandro Crotto no para hablar del santo, sino para abrirnos su atmósfera, para invitarnos a ser tocados por él.

$AR 310,00
U$S 7,05